viernes, octubre 21, 2005

Condenados a la insensibilidad

Colombia no sólo es el país de la mulita de Juan Valdez y del Sagrado Corazón de Jesús, sino además la tierra donde se cuecen las más degeneradas aberraciones e imprudencias.

La “nuevas madres” que todavía no tienen ni pelo debajo de las axilas abandonan a sus bebés a las orillas de los ríos, como si se pudiera repetir en pleno siglo XXI la leyenda de Romulo y Remo o la historia de Moisés. Al otro día se van al colegio, como si nada, y en menos de quince días ya están en un “rapidín” con sus novios detrás de la puerta.

Otros más locos o con el sentido común entre las piernas, los dejan en los cajeros automáticos, como sucedió en el sur de Bogotá. ¿Llevaría al bebé a hacer algún retiro en efectivo? El mandril, por no decirle malpa…dre, dijo a los medios de comunicación que lo hizo porque estaba desesperado.

Pueden procrearlos, pero no cuidarlos. Pueden traerlos a este mundo, pero no pueden, sin insultos, ayudarles a hacer una tarea. Pueden todo y se jactan de ello con sus amigos, pero les faltan cojones, para asumir responsabilidades tan personales como ponerse un condón y cuidar a sus sucesores. Aunque si van a heredar la brutalidad de sus padres, cualquiera de ellos prefreiría quedarme en el limbo.

A quién de nosotros le hubiera gustado que su “mamita” lo bote a un río a que trague harta agua picha del río Tunjuelito. A quién de los presentes le parecería bacano, como pa´ agradecérselo toda la vida, que su “taita” lo tire envuelto en una manta en un cajero.

Si la pasión sólo la tenemos en los partidos infructuosos de la Selección Colombia y en las carreras de la F1, la apatía, deduzco, que reina el resto del año.

Si esto le espera a mi hijo, prefiero decirle a mi papá de una vez que debido a los últimos acontecimientos su apellido va a quedarse hasta nueva orden sin descendencia.

lunes, septiembre 26, 2005

Las preocupaciones de una tormenta

Aunque afortunadamente la furia del Katrina y Rita no se nos acerca, la lluvia y las ráfagas de pánico salpican hasta el último rincón de nuestra geografía. Sólo en Bogotá durante el aguacero del domingo, de casi cinco horas, tres soldados murieron por una descarga eléctrica y en la ciudad se presentaron varios atascamientos en vías como el Transmilenio, la Avenida Boyacá, la séptima y la carrera 11.

En materia de seguridad y de “desarrollo”, el país está pasando por grandes involuciones como la firma del TLC, la reelección, la negociaciones -en tiempo récord- con los grupos armados y en ese mismo orden, la desmovilización y con ella el aumento irrebatible de la delincuencia y del terrorismo en las principales ciudades. Porque así se disfrace de gala
“el proceso de paz” y el “proceso de reinserción”, `paras´ y `guerrillos´ saben que la guerra, en unos pocos meses, simplemente cambia de escenario.

Claro, a algunos les debe preocupar más cómo quedó Higuita, después del Cambio Extremo o si en Nómadas la siguiente prueba la ganan las águilas o las serpientes.

Las preocupaciones del colombiano promedio son directamente proporcionales a la “cajita” donde vive. Si yo soy un cafre que maltrato a mi esposa y a mi hija cada vez que llegó envenenado de lúpulo y putas, me debe inquietar más si algún Senador promueve una ley para castigar a la violencia familiar o una para que aumentar los precios de la cerveza.

Pero como, lo anterior es puramente utópico, porque no tengo esposa ni hija y mucho menos me la paso donde las putas. Me molestaría quizá que le suban a la cerveza y más si es un incremento desmedido, como el de la gasolina, que se dice que es gradual, pero al final tiene el mismo comportamiento de una acción de cualquier empresa colombiana dentro de la Bolsa.

Pienso porque no puedo hacer otra cosa que pensar en por qué nos dejamos meter tantos goles. Hay un proyecto de ley que cursa en el Congreso, para aumentar en un 20% el salario de ministros. Cuando ingreso el por persona en Colombia es de los más bajos en Latinoamérica y nuestro lindo país, donde todo es pasión y hay poco debate y mucho reality, está en los primeros puestos en las tablas de desigualdad social.


En Colombia el debate ha muerto. ¡Pa´todos pan y circo!

martes, septiembre 20, 2005

Terminó la pugna por el poder en Alemania

Angela Merkel, del Partido Cristianodemócrata (CDU) con el 37 por ciento de los votos es la nueva canciller de la tercera potencia económica del mundo. Los resultados de las elecciones legislativas en Alemania dejaron boquiabiertos a una gran parte de Europa, sobre todo al actual canciller Gerhard Schroeder, del Partido socialdemócrata, que con 35,2 por ciento no logró ser reelegido.

Merkel es la primera mujer en alcanzar la Cancillería y su reto más grande será gobernar un Parlamento Federal donde predomina la oposición.

La “hija de Kohl”, apodo que le puso la prensa en honor a su mentor Halmut Kohl, acusado de malversación de fondos, centralizó los discursos de su campaña en propuestas para reactivar el empleo, pues de 83´251.851 de habitantes que tiene Alemania 5 millones están desempleados.

“Angie”, como le dicen sus seguidores, es ex ciudadana de la extinta República Democrática Alemana, de religión protestante y desde hace 15 años abandonó la química para volverse la Dama de hierro de la política. Desde 1990 ha desempeñado varios cargos públicos entre ellos: ministra de Asuntos de la Mujer y la Juventud, en 1991, y ministra de Medio Ambiente en noviembre de 1994.

Alemania en las dos últimas décadas ha tenido grandes transformaciones, pero está es quizá la más controvertida porque demuestra que al poder no sólo se le cayo el Muro de Berlín, 3 de octubre de 1990, sino también los pantalones.

viernes, agosto 26, 2005

Cocaína en el Congreso, eso explica todo


Por años traté de entender las decisiones improcedentes del legislativo y las razones de tanta aberración y desidia de los prestigiosos padres de la patria. Pero después de las denuncias hechas por el senador Édgar Artunduaga, en las que aseguró que “en el Congreso se distribuye hasta cocaína y marihuana”, todo queda muy claro. El país está “trabado”.

No es que no haya quórum, para aprobar los proyectos de ley, es que los “honorables” congresistas necesitan polvearse la nariz antes de salir. No es que los proyectos tengan trabas, es todo lo que entra al Capitolio sale trabado.

Artunduaga entregó las pruebas a la Policía y se espera que muy pronto se hagan públicos los resultados de las investigaciones.

Por lo pronto, los invito a que se aprendan, la canción número uno en los listado de la emisora del Congreso.

Me gustan los aviones, me gustas tu.
Me gusta viajar, me gustas tu.
Me gusta trabarme en la mañana, me gustas tu.
Me gusta el porro, me gustas tu.
Me gusta payasear, me gustas tu.
Me gusta robar, me gustas tu.

Que voy a hacer, Je ne sais pas
Que voy a hacer Je ne sais plus
Que voy a hacer Je suis perdu

Que horas son, mi corazón
Me gusta la droga, me gustas tu.
Me gusta oler, me gustas tu.
Me gusta volver, me gustas tu.
Me gusta marihuana, me gustas tu.
Me gusta colombiana, me gustas tu.
Me gusta ser una piraña, me gustas tu.
Me gusta la noche, me gustas tu.
Que voy a hacer,Je ne sais pas
Que voy a hacerJe ne sais plus
Que voy a hacerJe suis perdu

Me gusta, uffffffffffffff [Smell]…el viento…me gustas tú
Qué voy hacer si me trabé
Qué voy hacer si ya metí
Qué voy hacer ya Alvarín
Yo mejor me voy de aquí

Espere próximamente el video producido por todos los ASPIRANTES del Congreso, perdón al Congreso.

jueves, agosto 18, 2005

Con el TLC qué estamos regalando, perdón, negociando


De los 23 temas de discusión, el gobierno nacional encontró 350 puntos críticos, pero luego se centraría en cuatro puntos. La apertura del sector agrícola, la propiedad intelectual, la captación de capital E.U. y el sector de servicios.

El tema agrícola siempre ha sido uno de los puntos más calientes dentro de las negociaciones, pues debido a las ayudas económicas que los E.U. ofrece a sus agricultores a un cultivador los colombianos llevamos las de perder.

Por ejemplo, producir una tonelada de arroz le cuesta a un gringo 186 dólares, mientras a uno de nuestros campesinos 175 dólares. Sin embargo, el arrocero estadounidense puede vender su producto en el mercado internacional a 101 dólares la tonelada, 85 dólares por debajo del costo, porque recibe de su gobierno una ayuda que le permite hacerlo. El colombiano, en cambio, no recibe ningún subsidio y está protegido solamente por los aranceles, que varían según baje o suba el precio internacional del arroz.

El Florero de Llorente es precisamente que el famoso TLC no incluye el desmonte de las ayudas que reciben los agricultores norteamericanos, únicamente la eliminación gradual de los aranceles.

Estados Unidos ha dicho que sólo negociará este tema en la Organización Mundial del Comercio, cuando otros países como los europeos también estén dispuestos a hacerlo. ¿Y mientras tanto Colombia qué? ¿Como Armando?

Otro tema crítico tiene que ver con las normas de propiedad intelectual. Los negociadores estadounidenses han presionado para que los países andinos sean más estrictos a la hora de proteger las marcas, los derechos de autor y las patentes.

Esa mayor protección puede limitar, por ejemplo, el acceso de los colombianos a medicamentos genéricos, que tienen un bajo costo. Si actualmente ni el Seguro Social cubre enfermedades terminales, porque los medicamentos son muy costosos. Ahora qué EPS o ARS va a cubrir las fórmulas médicas.

Por eso, desde que empezó la revuelta, los laboratorios nacionales se oponen a que el gobierno ceda en estos puntos con el argumento de que impedirá la producción de genéricos, que abastecen el sistema de salud colombiano.

Como vamos, va llegar el momento en donde enfermedades de la tensión, el corazón y la diabetes tengan que curarse a punta de Ibuprofeno, Milanta y de aspirina.
Quizá el único interés de Colombia es que mediante el Tratado de Libre Comercio se va asegurar la captación de un mayor volumen de capital gringo.

El acuerdo buscaría darles a los inversionistas la tranquilidad de tener un marco legal claro y estable al traer sus dólares a Colombia. Si una ONG danesa como Rebelión le gira a las Farc 8.000 dólares y no se pierden, por qué podría ser inseguro invertir en nuestro país.Estamos asegurados contra todo. Incluso, ya estamos asegurando los cultivos de coca, antes que llegue un Chávez bien avispado y nos robe las cosechas.

A pesar de esta visión irónica de la seguridad y de la soberanía patria, de verdad hay que implantar primero políticas, que controlen el ingreso de los "capitales golondrina", que al entrar y salir de los países causan movidas fuertes e inesperadas en la tasa de cambio o en los intereses. No sea que por abrir las puertas de par en par nos dejen en la olla sin posibilidad de hacer un ajiaco o un tinto.

El último punto que está sobre la mesa es el relacionado con el sector servicios que representa más del 60 por ciento del PIB colombiano y ha crecido aceleradamente en los últimos años. Lo que preocupa es que no hay garantías para que profesionales colombianos trabajen en Estados Unidos. Claro, salvo vaya de turista. En cambio, si incluye dentro de la agenda de TLC, la posibilidad de que empresas norteamericanas, en su mayoría de telefonía y entidades bancarias, utilicen el capital de su empresa matriz para hacer operaciones en Colombia.

La negociación bilateral (Eso dicen. ¿Será por lo de Bush – Uribe?) no garantiza que lo hagan en igualdad de condiciones, es decir, cumpliendo las mismas normas y pagando los mismos impuestos que los jugadores locales. Los Estados Unidos se han negado a discutir los mecanismos antidumping (Barrera proteccionista), que se han incrementado con la Enmienda Byrd, que crea un subsidio indirecto para la industria E.U., al ordenar que se transfieran a los sectores afectados los recursos que el Gobierno recaude de derecho antidumping.

Es que los gringos se las saben toditas. El TLC se está negociando bajo lo que popularmente se le conoce como la Ley de Embudo. Lo ancho para los de arriba y lo angosto para nosotros.

Ahora entiendo por qué ronda en los pasillos otra definición de TLC que muchos versados en el tema ya acuñaron en su diccionario de bolsillo.

TLC: Def. Acto comercial tramoyista de E.U. que está en proceso. Abreviatura de Tratando de Limpiarse el C… con América.



SERVICIO SOCIAL

Anoche, en el exclusivo restaurante Andrés Carne de Res, durante la celebración de los 51 años del ex presidente y ahora embajador en Washington Andrés Pastrana Arango, se perdió un celular con los números telefónicos de los próximos nombramientos de Uribe.

Se sospecha que el teléfono está en manos de alguno de los integrantes del conjunto vallenato que amenizó el jolgorio, pues los conservadores que asistieron ya todos tienen coloca. Hay miedo en Palacio porque la famosa Lista Turbay llegue a manos de la oposición. ¿Cuál?

Por eso, Pastrana, al culminar la juerga aseguró que “A quien lo devuelva, Nora, los niños y yo le daremos muy buena recompensa”.

miércoles, agosto 17, 2005

La ubicuidad, dejó de ser un don celestial

Los libros de historias están repletos de nombres ubicuos, de personajes que traspasaron el tiempo y, que estando fosilizados, desaparecidos, momificados y naturalmente muertos, siguen nutriendo a los que estamos vivos.

Los más célebres son referenciados en enciclopedias, en proclamas y en mítines, los más contemporáneos en epígrafes, esquelas y en graffitis, los más santos descansan en las hojas de los salmos o en las paredes de los cuartos.

Aunque la ubicuidad es un don divino estricto de Dios, hay personajes que después de muertos, gracias a los vivos, ahora están en todos lados vivitos y coleando o, al menos, en enaltecidos monumentos.

La guerra le ha conferido ubicuidad a Hitler, Stalin, Mussolini, Mao Tse, Yaset Arafat, Bolivar, Bush, Fidel Castro, Pinochet, Hugo Chávez, entre otros.

El séptimo arte a los Lumiere, Stalin Kubrick, Buñuel, Spielberg, Almodóvar, etc.
El deporte a Pelé, Maradona, Owens, Michael Jordan, Sampras, etc.

La filosofía a Aristóteles, Platón, Tales de Mileto, Kant, Marx, Hegel, etc.

La ubicuidad moderna ahora se gana en las pantallas de televisión, de cine y de computador. Osama Bin Ladem después del 11 de septiembre empezó a ser ubicuo, ahora no está en Lejano Oriente sino disgregado por todo el mundo en cada terrorista de Al Kaeda.

La ETA ahora entrena a la Farc y según declaraciones de alias `Popeye´, mano derecha del confeso y muerto narcotraficante Pablo Escobar, también estuvo detrás de la oleada terrorista del Cartel de Medellín, que sacudió a Colombia en los noventas.

En la escena nacional, la omnipresencia es exclusiva de ex presidentes y ex guerrilleros. Los primeros pasan a representar al país en altos ministerios o logran pontificarse como consejeros. Los segundos están en la ciudad, en la selva, infiltrados en las Ong y –según los partes del ejército y de la policía- todos manejan las finanzas del grupo a que pertenecen.

En materia económica, el TLC es más vendido y más escuchado que el nuevo álbum de Shakira. El Ministro de Comercio Exterior dice que "lo más posible es que no se firme". Uribe le dice que "se firma o se firma". Lo cierto es que las preferencias arancelarias del Atpa están hasta diciembre de 2006. Es decir que la ubicuidad en materia de TLC sigue.

Sin embargo, la ubicuidad al igual que la fama cansa y se vuelve una piedra en zapato. Por eso, para salir de ella, lo mejor es declararse loco o desahuciado como Pinochet, así no tiene que responder por magnicidios, desfalcos y por la creación de cargos vitalicios.

También – según los expertos- oponerse al Gobierno puede retirarlo de la escena pública indefinidamente como sucedió con Ingrid Betancourt, quien todavía está en poder de las Farc.
A grandes rasgos ser ubicuo en estos tiempos no es la quinta maravilla, pues hay que lidiar no sólo con paparazzis, lagartos, extorsionistas, guerrilleros, ladrones de cuello blanco, políticos y mucho fans.

Por eso, como diría Edilberto Reyes, papá de la familia más ubicua de la televisora colombiana: Los Reyes. "Uno vive más la vida, si hay amor, si hay amor…" y "…es mejor ser millonario en amor y en amistad…"


martes, agosto 02, 2005

Gobierno de Uribe en el cambalache de la droga


“Si no puede con su enemigo, únase a él”, podría ser la moraleja del proceso que adelanta el gobierno colombiano, para erradicar el cultivo de droga.

Como si no hubiera intermediarios en el negocio, ahora el gobierno Nacional quiere hacer parte de la pirámide. Quiere comprar cultivos de coca y amapola para reducir las zonas cocaleras en el país. ¿Lo logrará?

Según la propuesta del nuevo Ministro de Defensa, la idea es que `cocaleros´ y campesinos, que son usados por los grupos armados ilegales para producir la base de coca,
informen el porcentaje de tierra que destinan para el cultivo ilícito y lo entreguen a cambio de una compensación económica.

Dependiendo de la calidad de la información y de la droga que se declare o denuncie, así mismo será la recompensa. El gobierno de Uribe espera que a través de la delación se pueda recuperar el campo y se capturen a algunos cabecillas.

Sin embargo, es incomprensible que el Presidente de la República haya optado por entrar en el cambalache de la droga, para poder combatirla. No está comprando papa o café y si está invirtiendo el dinero de los colombianos en cultivos ilícitos.

Ni siquiera está haciendo que el precio baje, por el contrario sube porque hay menos oferta en el mercado. Eso sólo favorece las finanzas de los carteles.

Diagnóstico
Listo, está teniendo problemas con el uso de glifosato y en el Ecuador ya se encendieron alarmas diplomáticas para arreglar el problema de las fumigaciones en la frontera común, pero cómo se le ocurre meter al país como un integrante más en el tráfico de drogas.

Es que compra la coca y la destruye…
No importa, está negociando. Hay un intercambio y eso es improcedente por donde quiera que se le mire. A este paso, el país va coger fama en la Comunidad Internacional de puro jíbaro de barrio.

Estrategias tan chichipatas como estas son las que llevan a que las Farc, el Eln y las Auc mangoneé al gobierno. Por eso, las negociaciones son casi de rodillas y con un pañuelo en la boca. ¡Reluce las ganas de Uribe de mostrar resultados!

Es tan fácil como coger el dinero, que tiene designado para comprar coca, e invertirlo en la sustitución y diversificación de cultivos. Es apoyar a los campesinos y comprarles las cosechas de banano, arroz, café, papa, etc., pero no. Siempre el camino fácil.

Señor cocalero: Siembre coca y pa´lante. Tranquilo, que los colombianos vamos a seguir patrocinando las ingeniosas inversiones del gobierno. Que hay que crear más impuestos para comprar más coca. Se le tiene y se le paga. Finalmente, aquí todo se combate al revés.

Noemí y Pastrana criticaban a Uribe y mírelos. Embajada de España y E.U., respectivamente. No pudieron con su enemigo, entonces, se unieron a él.

Pastrana además de ser el nuevo embajador de Colombia en E.U. tendrá que hacer lobby en los países europeos – por órdenes presidenciales- para difundir los objetivos de la ley de justicia y paz. Pobrecito, como le gusta viajar tan poco. Como diría Turbay es ¡el hombre para el puesto! o ¿el puesto para el hombre? que no es lo mismo, oiga.

¿Cómo les vamos a creer a los actuales opositores, si Uribe está sacando a todos sus enemigos del camino o, bueno, les está dando trabajo por fuera del país?

Recemos la oración que el papá Uribe nos enseñó:
San Bush pelead por nosotros
Santa Condolezza rogad en Congreso de E.U. por nosotros
Santo director del BID invertid en nosotros
Santa OEA quitadnos a Chávez encima de nosotros

Amén

eXTReMe Tracker